La suba responde al traslado de actualización de impuestos y un aumento del precio de los combustibles.

Desde la medianoche rige un incremento del 4,5 por ciento en el precio de los combustibles de la petrolera estatal YPF.

Desde la firma explicaron que el aumento de los productos de la marca reflejarán el traslado de actualización de impuestos y un aumento del precio de los combustibles.

De esta manera, YPF trasladará a los surtidores el aumento en el impuesto sobre los combustibles líquidos y al CO2 que representan un incremento del 1,3% en el caso de las naftas súper y premium y del 1% en las variedades de gasoil.

Asimismo, la compañía explicó que, al igual que en las actualizaciones anteriores, se buscará acortar las brechas entre AMBA y el resto de las provincias, con aumentos diferenciados según la región.