El ministro Agustín Rossi destacó que esa cifra «supera la necesidad» y conformó que las pruebas iniciarían los primeros días de agosto.

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, anunció ayer que «ya hay más de 15.000 voluntarios anotados» para someterse a pruebas de la vacuna de coronavirus y anticipó que el proceso iniciaría «en los primeros días de agosto».

En declaraciones a Radio Rivadavia, el funcionario celebró porque ese número «supera la necesidad» que había en un principio.

Respecto a la administración de la vacuna, Rossi explicó que «se va a sumar personal del Hospital Militar que hará el seguimiento» e informó que «son dos dosis».

Al ser consultado sobre la situación económica, el ministro afirmó que «el punto de anclaje para la recuperación económica del país» se asentará en dos aspectos: por un lado, el «fortalecimiento del consumo y con eso del mercado interno»; y por otro, la necesidad de que el país mejore su «perfil exportador».

«Con eso vamos a poner la Argentina de pie», consideró Rossi a la vez que añadió que después quedará «un debate más profundo, que es no solamente cómo se hace para crecer económicamente, sino cómo Argentina inicia un proceso de desarrollo económico en el tiempo sobre bases firmes».