A once días del inicio del incendio en las sierras del Valle de Punilla, el SMN anunció la llegada de lluvias que traerían alivio a la región.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) renovó anoche el alerta por tormentas fuertes para la provincia de Córdoba, donde el fuego consume la vegetación –y varias viviendas- de la zona del Valle de Punilla desde hace once días.

Según el organismo, «se desarrollan tormentas en forma aislada de variada intensidad en el centro y sur de Córdoba y el sur de Santa Fe. Se prevé que en las próximas horas se generalice al resto del área de cobertura. Estos fenómenos podrán ser localmente fuertes y estar acompañados de caída de granizo, intensas ráfagas, fuerte actividad eléctrica y abundante caída de agua en cortos periodos».

«Esta situación se mantendrá por lo menos hasta la mañana del miércoles 26, inclusive. En particular, algunas tormentas podrán adquirir características severas. Durante el período de pronóstico se estiman valores de precipitación acumulada entre 15 y 40 mm», agrega el comunicado.

El área de cobertura incluye la provincia de Buenos Aires; sur de Entre Ríos; noreste de La Pampa; sur, centro y noreste de San Luis; centro y sur de Santa Fe; Ciudad Autonoma de Buenos Aires y Rio de la Plata.

En cuanto a la situación de los incendios, desde el Gobierno informó en su último parte que «la temperatura de 30°, humedad relativa del 10% y viento intenso con fuertes ráfagas conspiraban para que los bomberos pudieran controlar los incendios que desde hace 11 días arrasan con amplias superficies de terreno de Ischilín y el norte del Valle de Punilla».

Al respecto, el director General de Defensa Civil provincial, Diego Concha, aseguró que se está dando prioridad a la protección de las viviendas evaluando algunas posibles evacuaciones: “Tenemos 150 bomberos en el terreno con la asistencia de camiones cisterna y autobombas. También trabajan siete aviones hidrantes de la Provincia y Nación, y tres helicópteros”.

En la región de La Calera, Cosquín, San Roque y Bialet Masse, continúan combatiendo las llamas 100 bomberos voluntarios.