Una mujer de 47 años fue detenida, mientras que la pequeña de 15 días quedó a disposición de la Senaf. El padre de la acusada aseguró haber pagado $500 mil por la menor.

La Policía de la Provincia rescató ayer a una beba de unos 15 días en un allanamiento realizado en una vivienda de la localidad de Villa Giardino, en el Valle de Punilla, a partir de una denuncia por el robo de la menor radicada en la localidad de Cañuelas, Provincia de Buenos Aires.

Por el hecho fue detenida una mujer de 47 años, identificada como Carolina Beatriz Baker, quien habría comprado a la niña y los padres biológicos (Daiana Fazio de 26 años y Gustavo Ugarte de 46) por una falsa denuncia del robo de la beba, que en realidad habría sido vendida.

En tanto, la pequeña fue trasladada a la ciudad de Córdoba, quedando a cargo de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia Córdoba (Senaf).

La investigación se inició a partir de un llamado al 911 en el que se denunciaba un supuesto robo de un bebé cerca de la plaza Sabin Salk, tras lo que los padres de la menor fueron trasladados a la comisaría para confirmar la denuncia.

En ese contexto, la madre dijo que durante el embarazo había conocido a una mujer de Córdoba a quien le había ofrecido ser la madrina de la beba nacida en el Hospital de Ezeiza.

Según el testimonio de la madre, se encontró en la estación de Cañuelas con la cordobesa, a quien pidió que le cuide la niña pero esta se la llevó.

A partir de una serie de contradicciones entre su relato y el de su pareja, la Fazio se quebró y manifestó que en realidad había querido vender a la bebé y que a último momento se arrepintió, pero Baker se la arrebató.

Asimismo, el personal policial encontró unos 70 billetes de 100 dólares y algunos pesos, todos apócrifos.

En ese momento, la pareja quedó aprehendida por el delito de “promoción para la supresión de identidad de menor de edad, falsa denuncia y falso testimonio”.

Además, cámaras de seguridad de la zona registraron el momento en el que la joven subía a un camioneta blanca y entregaba la beba, a la vez que se pudo identificar la patente del vehículo Trucker blanca.

Por su parte, Baker fue detenida por el delito de “afectación de la identidad de un menor”.

Juan Baker, padre de la acusada contó que “acordamos con la madre el pago de $80.000 y siete cuotas de $7000 para cubrir el alquiler de la casa”, aunque finalmente terminaron pagando 500 mil pesos.

En declaraciones a la prensa, el hombre sostuvo que “fuimos a todos lados para adoptar, mi hija estuvo con la Jueza de Paz de La Falda, fuimos a la fiscalía de Cosquín, y en todos lados nos decían que teníamos que esperar entre 5 y 10 años”.

Asimismo, relató que la madre biológica de la niña, “nos enviaba fotos de la nena y nos decía que, si no la íbamos a buscar, ella la iba a tirar, porque no la quería”.

Baker recordó que la pareja “ofreció a la bebé” en Facebook, y que durante el embarazo vinieron a La Falda. “Una vez nos dijeron que no tenían plata, le mandamos $5000 y vinieron los dos con cuatro chicos”, dijo y agregó que “acá la revisó un médico ginecólogo, y le compramos ropa y zapatillas a los chicos”.

“Nosotros queríamos que la mujer tuviese el bebé acá”, agregó.