En pleno pico de contagios de coronavirus, un pequeño grupo de personas se manifestó contra la principal medida de prevención del virus.

En medio del pico de contagios de coronavirus, el sábado pasado, un reducido grupo de personas se concentró en el obelisco y realizó una «quema de barbijos» para manifestarse contra la principal medida de prevención para evitar la propagación del virus.

En videos difundidos a través de las redes sociales se puede ver a manifestantes incendiando cubrebocas, acompañando con cánticos con frases como «quema de barbijos» y «no a los barbijos».

Las imágenes se viralizaron y los manifestantes fueron repudiados por los usuarios de las redes, que contrastaron esa actitud con el esfuerzo que realizan los trabajadores de la salud en medio de la pandemia.

Al respecto, el canciller Felipe Solá consideró que «quemar barbijos y exhortar a quemarlos es primitivo, autodestructivo y mezquino» y añadió que esa actitud «pone en riesgo a los demás y es una falta de respeto al personal de salud que arriesga su vida todos los días».