El hecho ocurrió el sábado por la noche en una casa de la localidad de Fontana, donde los efectivos ingresaron sin orden judicial y atacaron a sus habitantes, entre los que había mujeres y menores de edad.

Efectivos de la Comisaría Tercera de Chaco ingresó de forma violenta y sin orden de allanamiento en una casa de la localidad de Fontana, y golpeó brutalmente a la familia Qom que habita la vivienda, entre quienes había mujeres y niños.

El hecho ocurrió el sábado pasado por la noche en el barrio Banderas Argentinas, y quedó registraron en videos que fueron difundidos a través de las redes sociales de Revista Cítrica.

En las imágenes se puede ver que los policías ingresan por la fuerza a la vivienda y golpean a uno de los jóvenes que intentaba evitar el ingreso de los efectivos, quienes además debían estar cuidando a los miembros de la comunidad Qom en el marco de los operativos por la crisis sanitaria por coronavirus.

Luego de hacerse públicos los hechos, la ministra de Seguridad de Chaco, Gloria Salazar, anunció que el gobernador Jorge Capitanich apartó a los efectivos involucrados y repudió «este accionar ilegal, violento, arbitrario de integrantes de la Policía que no tienen nada que ver con el compromiso que lleva adelante el gobierno y la Policía misma».

Según una de las víctimas, los policías también intentaron prenderla fuego. «`Ya les tiramos alcohol, ¿ahora quién las prende fuego?’, preguntaba uno de los policías. Después entraron de vuelta y nos patearon. Eran todos hombres. Como cinco”, recordó la jovem.

«La agarraron del cabello a mi hija y la arrastraron y entre seis policías agarraron a mi hija y a mí. El oficial Antonio Fernández me pegó con la 9 milímetros en el rostro», relató otra de las víctimas.

Y agregó: «Y después entraron a agarrar a mi sobrino y le pegaron contra la pared. Ahora está todo desfigurado. Y después agarraron a mi hijo, que no estaba en ese momento en la casa, venía de la casa de su papa”.