Los trabajadores de Ersa, Aucor y Coniferal se manifestaron contra la ordenanza de emergencia de transporte urbano y en reclamo de aumento salarial.

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) volvió a protestar ayer contra la aprobación de la declaración de la emergencia de transporte urbano aprobado la semana pasada por el Concejo Deliberante, y en reclamo de mejoras salariales.

Los trabajadores de Ersa, Aucor y Coniferal se concentraron en accesos al centro, como los puentes Centenario, Sarmiento, Alvear y Antártida, la rotonda de Las Flores y en Plaza España, desde donde partieron hacia el centro custodiados por los distintos cuerpos especiales de la Policía. Las columnas marcharon hasta el Centro Cívico, por General Paz y Humberto Primo, por Santa Rosa y Sucre y por Colón y General Paz; entre otros puntos.

El camión hidrante y la Guardia de Infantería acompañó al grupo de choferes de Ersa junto a los llamados «autoconvocados» y a un grupo de remiseros y taxistas del Aeropuerto, que se sumaron a la medida.

Justamente el Puente Centenario, donde había regresado la columna de autoconvocados, fue escenario de enfrentamiento donde la Policía detuvo a dos personas, entre ellos a un indigente, y roció con gas pimienta a una mujer que registraba las escenas con su celular.

Según relataron desde el gremio, durante la noche del domingo se intentó abrir una mesa de diálogo. En tanto, desde UTA afirmaron que el viceintendente Daniel Passerini se comunicó con delegados recordando que la protesta «es ilegal».

«Esperemos que salga todo bien y que el Intendente se ponga las pilas para no enfrentar a trabajadores con trabajadores», afirmó Sergio Herrera, delegado de ERSA.

Durante la concentración, UTA confirmó que si bien Tamse reiniciará el servicio este martes, los trabajadores de las empresas Ersa, Coniferal y Aucor continuarán con la medida de fuerza hasta tanto se regularicen los pagos.

«Las trabajadoras de Tamse aceptaron una reducción de días laborales (de 24 a 21), lo que implicará una rebaja salarial. Sin embargo, este lunes les depositarían toda la deuda, por lo que mañana comenzarían a circular trolebuses», puntualizó el gremio.

Este domingo, tras la noticia del acuerdo entre el gremio de inspectores (Apejetap) y la Tamse, la secretaria general de UTA, Carla Esteban, pidió a los trabajadores de la empresa municipal que «no se dejen meter el cuco de que las estamos llevando a un 2017 (por el paro de 10 días que terminó con choferes despedidos). Nada tiene que ver un reclamo con el otro”.

Asimismo, desde el Palacio 6 de Julio se anticipó que, a más tardar, el miércoles volvería el servicio ampliado a más barrios para las líneas A, B y C mientras que este mediodía estaría depositado parte del dinero adeudado.

«Sabemos que tienen su derecho a huelga y que las (empresas) privadas le están debiendo mucha plata. Pero hace falta un esfuerzo para poder cerrar esta ecuación y podamos tener transporte público», dijo a su turno Marcelo Rodio, titular de Tamse.

Los trabajadores anunciaron que posiblemente continuarán las protestas hoy, mientras corre el rumor de que autoridades nacionales de UTA se sumarán a las manifestaciones.

(Fuente: La Nueva Mañana)