La iniciativa modifica el Código Penal y establece penas de hasta cinco años de prisión para quienes causen destrozos o pérdidas de cosechas o silobolsas. La norma lleva también la firma del diputado Ramiro Gutiérrez.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, presentó un proyecto de ley para penas con condenas de entre 2 y 5 años de prisión al “vandalismo rural”.

La iniciativa, cuya autoría es compartida con el diputado bonaerense del Frente de Todos Ramiro Gutiérrez, establece una modificación del Código Penal a fin de equiparar los ataques a delitos contra la propiedad privada y establecer condenas para quienes causen destrozos o pérdidas a cosechas o silobolsas.

A través de su cuenta de Twitter, Massa anunció: “Con el objetivo de frenar la destrucción del trabajo argentino, hemos presentado un proyecto de Ley para que el daño a cosechas, silos o tolvas sea considerado como ‘vandalismo rural’ y los autores sean penados con condenas de hasta 5 años de prisión”.

“Este tipo de delito no está tipificado en nuestro Código Penal y esta propuesta protege desde el origen el ciclo producción-exportación de un sector clave de la economía nacional. Hoy más que nunca debemos cuidar el trabajo, ese es el espíritu del proyecto”, agregó el parlamentario.

En sus fundamentos, la norma destaca que el actual Código Penal “presenta una doble falencia” ya que “por un lado, existe una laguna regulatoria sobre estas prácticas vandálicas como delito contra la propiedad y por otro lado, algunas protecciones estaban incorporadas como modalidades de estrago con el yerro, a nuestro juicio, de preverlas como delitos contra la seguridad pública”.

Además, establece que “el delito propuesto de ‘Vandalismo Rural’ intenta generar prevención general, protección legal y respuesta judicial, aportando previsibilidad y seguridad jurídica a uno de los núcleos básicos de la actividad económica del país”.

Cabe recordar que ayer, la Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) denunció que 60 silobolsas fueron vandalizadas en lo que va del año en distintos puntos del país, entre otros delitos rurales como abigeato, incendios intencionales, robo de maquinarias y asesinatos.

Por otra parte, el proyecto, contempla penas de “entre 2 a 10 años a quienes causaren incendios, explosión, inundación, derrumbe, liberación de patógenos, tóxicos o energía, emisión de radiaciones o cualquier otro proceso destructor capaz de producir estrago”. En tanto, “si hubiere peligro para la vida, el máximo de la pena será de 12 años”.