El intendente firmó el decreto que extiende por tres meses la quita del 30% sobre el salario bruto del intendente, viceintendente, secretarios y organismos de directa dependencia del Departamento Municipal.

El intendente Martín Llaryora firmó ayer el decreto que prorroga por tres meses la quita salarial del 30 por ciento sobre el salario bruto del intendente, viceintendente, secretarios del Gabinete Municipal y organismos de directa dependencia del Departamento Municipal.

Asimismo, el Intendente envió al Concejo Deliberante el proyecto de Ordenanza que propone, entre otras cosas, extender la reducción salarial al resto de funcionarios políticos (Subsecretario, Director General, Director y Subdirector) en la misma proporción que resulten del ajuste salarial por la modificación de la jornada laboral, quedando exceptuados de esta medida los trabajadores de Salud y Educación; y establecer la jornada laboral de seis horas por día para el personal municipal, lo que importará la consecuente reducción proporcional del salario.