La CAME informó que el consumo creció 29,6% interanual. En el quinto mes del año, las ventas se vieron afectadas por la nueva ola Covid y de las restricciones impuestas para bajar el ritmo de contagio.

Las ventas minoristas pymes cayeron en mayo 7 por ciento  respecto a abril, mientras que se ubicaron 29,6 por ciento por encima del mismo mes del año pasado, informó ayerla Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

«Las nuevas restricciones a la circulación, los cierres de negocios los fines de semana, la falta de dinero en las familias y la cautela para gastar por la incertidumbre que genera el futuro de la crisis sanitaria, fueron algunos de los factores que terminaron por afectar la actividad comercial del mes, que se mantiene lejos de recuperar sus niveles pre-pandemia», explicó la entidad.

En la comparación mensual, siempre cotejando variaciones en la facturación a precios constantes, las bajas más fuertes se dieron en: Perfumería y Cosmética (-13,7%), Calzados y Marroquinería (-13,1%), Indumentaria, lencería y accesorios (-11,2%) y Juguetería y artículos de librería (-9,1%).

En la relación a mayo 2019, la peor situación se planteó en: Perfumería y cosmética que vendió el mes pasado 35,8% menos que dos años atrás, seguido por Neumáticos, repuestos de autos y motos (-33,5%), Calzados y marroquinería (-33,2%) e Indumentaria, lencería y accesorios (-27,9%). Los rubros más cercanos a recuperar los niveles de 2019, son Farmacias y Alimentos y Bebidas, que se ubican respectivamente, 5,7% y 5,2% por debajo de mayo 2019.

La CAME remarcó también que «una de las observaciones más frecuentes que realizaron los comercios, fue el elevado nivel de endeudamiento de la población, que se notó en la cantidad de veces que se pasaron tarjetas de débito y crédito con fondos insuficientes».