El ministro de Turismo y Deporte afirmó que «es un riesgo innecesario» y explicó que «vamos a trabajar para que pueda volver el fútbol con un protocolo estricto, que puedan volver los entrenamientos y partidos».

El ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, aseguró ayer que el público en el fútbol argentino «no va a volver hasta fin de año» al considerar que es «un riesgo innecesario» en el marco de la pandemia del coronavirus.

En declaraciones a Canal 26, el funcionario estimó que “por lo menos, hasta entrado fin de año, seguro. Es un riesgo innecesario».

«Vamos a trabajar para que pueda volver el fútbol con un protocolo estricto, que puedan volver los entrenamientos y partidos. Para hablar de público falta mucho», explicó Lammens.

En este sentido, el ministro explicó que «uno nunca sabe si dando un paso adelante, no da dos pasos atrás. El miedo es que abramos y tengamos que volver a cerrar. El fútbol con público va a tardar un tiempo», insistió.

Al ser consultado sobre la situación económica de los clubes a partir de la suspensión de las actividades deportivas, el funcionario reconoció que «va a ser muy difícil de mantener, conociendo la economía de los clubes. En estos próximos días van a saber cuánto se acreditan de las cuotas sociales, pero la gran mayoría de los clubes de Primera viven de eso».

Al respecto, remarcó que «si la gente pierde el empleo y no tiene ingresos, y si no tienen fútbol en mayo, junio, julio y agosto, van a dejar de pagar la cuota, es muy probable«. Y agregó: «Cuando hablo de la reconfiguración de la economía mundial, el fútbol no está exento».