La Cámara del Comercio Automotor informó que el mes pasado sólo se vendieron 18.027 unidades, mientras que en igual período del año pasado se habían comercializado 132.308.

La venta de autos usados se desplomó 86,3 por ciento interanual, debido al aislamiento social y preventivo por la pandemia del coronavirus, informó ayer la Cámara del Comercio Automotor.

El organismo precisó que el mes pasado se vendieron apenas 18.027 unidades, frente a las 132.308 unidades comercializadas en igual período del año pasado, mientras que respecto a marzo (95.006 unidades) se registró una baja de 81,03 por ciento.

El informe remarca que la de abril es la menor venta mensual desde 1995, cuando se comenzó a elaborar este indicador.

En tanto, en el primer cuatrimestre del año se vendieron 391.100 unidades, es decir, un 27,65 por ciento menos que en igual período de 2019.

Según el informe, los modelos más vendidos en abril fueron VW Gol y Trend (1203); Chevrolet Corsa y Classic (659); Toyota Hilux (606); Renault Clio (464); Fiat Palio (388); Ford Ranger (387); Ford Fiesta (380); Ford F-100 (379); Ford Focus (360); y Ford Ka (329).

En tanto, las provincias que más bajaron sus ventas entre enero-abril 2020 fueron Tierra del Fuego (41,84%), La Rioja (36,19%), Formosa (34,15%), CABA (34,06%), Sgo. del Estero (33,82%), Corrientes (30,02%), Neuquén (29,79%), Río Negro (29,63%), Catamarca (29,30%), Santa Cruz (29,29%), Pcia. Bs.As. (28,26%), Jujuy (27,87%), San Juan (27,66%), Salta (27,56%), Chaco (26,89%), Chubut: 25,87%, Córdoba (25,25%), San Luis (25,11%), La Pampa (25,10%), Tucumán (24,80%), Mendoza (24,51%), Santa Fe (24,30%), Misiones (22,71%), y Entre Ríos (22,03%).

Al respecto, el presidente de la Cámara del Comercio Automotor, Alberto Príncipe, explicó que el mercado de autos usados «no escapa a la parálisis económica que la pandemia produjo y está produciendo en el país».

«Los números hablan por sí solos: en abril se vendieron apenas 18.000 autos usados en todo el país. Es la cifra más baja desde que se tienen datos estadísticos del sector (1995) cuando se comercializaron en igual mes 40.000 vehículos», afirmó.

Sin embargo, Príncipe destacó que «ingresando en la cuarta etapa de cuarentena, desde hace una semana el gobierno nacional junto a algunas provincias del interior del país, donde la circulación del virus es muy baja o nula, autorizó la apertura de salones de venta de autos».

Finalmente, señaló que «pese a estas pocas aperturas de locales, el mercado se sigue manteniendo con los ahorros propios y es imperiosa la apertura de nuestras empresas para poder hacer frente a todos los gastos que las mismas están ocasionando mes a mes».