La Cámara del Comercio Automotor precisó que en el séptimo mes del año se vendieron 147.252 unidades, con lo que en el año se comercializaron 744.163 unidades en todo el país.

La venta de autos usados cayó 11,5 por ciento en julio, al totalizar las 147.252 unidades vendidas, informó ayer la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

En tanto, en comparación a junio anterior, cuando se vendieron 128.037 unidades, se registró una suba del 15 por ciento, mientras que en lo que va del año se vendieron 744.163 unidades, lo que representa un caída del 24,11 por ciento interanual.

El respecto, el presidente de la entidad, Alberto Príncipe, dijo que es «indudable que la baja está dada por los primeros 20 días de julio, donde estuvieron cerrados los locales en el AMBA».

«El 50% de las ventas a nivel país se realizan en estos distritos», explicó el dirigente a la vez que afirmó que «los únicos 10 días en que se los comercios de autos usados pudieron trabajar en el AMBA, realizaron operaciones pero no tanto como se pensaba. Hubo muchas consultas pero sobre productos muy específicos».

Con respecto al interior, en la mayoría de las provincias las agencias vendieron prácticamente igual volumen que en un buen mes de enero o febrero.

«Si no se comercializó más es porque ya no quedaba stock en las mismas. Como en junio, se trabajó muy bien los autos seminuevos y en ciertas localidades modelos desde el 2000 en adelante», señaló Príncipe.

Asimismo, alertó que «la reposición está complicada pero en ciertas provincias es crítica. La gente compra con dólares o efectivo. La entrega del auto usado en las transacciones se ha reducido considerablemente. Además, la gente no financia, no quiere endeudarse».

«En la medida que la cuarentena permita que los locales de las agencias puedan abrir sus puertas diariamente, es indudable que los volúmenes de venta volverán poco a poco a la normalidad», confió.