Según la CAME, en los primeros diez meses del año acumula una baja anual de 17,8%. En el décimo mes del año, las fábricas trabajaron con una capacidad instalada de 64,9%, 2,4 puntos arriba de septiembre y levemente por encima de octubre del año pasado (64,3%).

La producción de las Pymes Industriales cayó 3,8% en octubre 2020 frente a igual mes del año pasado, mientras que en los primeros diez meses del año, la industria pyme acumula una baja anual de 17,8%, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según el estudio, las industrias trabajaron en octubre con una capacidad instalada de 64,9%, 2,4 puntos arriba de septiembre y levemente por encima de octubre del año pasado (64,3%).

En octubre hubo tres sectores con subas anuales en sus niveles de fabricación: Productos de caucho y plásticos, cumpliendo cuatro meses consecutivos en alza de esa actividad; Químicos (+2,9%) y Electrónicos, Mecánicos e Informática, donde la elaboración trepó 2,7% anual.

Calzado y Marroquinería continuó siendo el ramo con mayor declive anual (-20,7%) aunque desacelerándose frente a la baja anual de septiembre (-36,7%).

El sector Textil tuvo una caída anual de 10,1%, que, si bien es muy alta, se observó cierto aumento en la demanda local, consecuencia en parte del menor ingreso importado.

En Maderas y Muebles, la producción disminuyó 4,5% anual en el mes.

Los datos surgen de la Encuesta Mensual Industrial de CAME entre 300 industrias pymes de todo el país. El Índice de Producción Industrial Pyme (IPIP) se ubicó en 74,7 puntos en octubre.

En cuanto a la encuesta cualitativa, en octubre los niveles de rentabilidad fueron positivos para el 44% de las empresas (37,8% en septiembre). Para el 31% fue nulo y para el 22% negativo.

Sobre las expectativas, bajó de 14,4 a 11,8% la proporción de firmas que espera que la producción continúe bajando en los próximos 6 meses, mientras que subió de 24% a 27,8% las que esperan aumentos. El resto o no sabe o cree que se mantendrá igual.

En octubre las empresas recibieron cheques a cobrar en un plazo promedio de 42 días, y el 24% de las pymes mostró serios problemas financieros.

Sobre la incidencia del dólar blue en los costos de la empresa, el 41% dice que es alta o muy alta y otro 35% señala que el impacto es medio.