La mujer explicó que Cristina Romero trabajaba como albañil junto a otro de sus hijos y aseguró que «estaba obsesionado» con la víctima.

La mamá de Julieta Del Pino, la joven de 19 años que fue asesinada en la localidad santafesina de Berabevú, aclaró ayer que el acusado, Cristian Romero (28), trabajaba con otro de sus hijos y que nunca fue pareja de la víctima.

En declaraciones a Radio 2-Rosario, Fabiana Morón contó que «esta persona (por el sospechoso) venía a casa porque es compañero de trabajo de mi otro hijo mayor porque trabajan juntos de albañil».

«Él le mandaba mensajes pero Julieta nunca nada, nunca fueron novios», explicó la mujer a la vez que remarcó que Romero es «un enfermo».

En este sentido, Morón contó que tras la desaparición de la joven el viernes a la noche, el presunto femicida «fue a trabajar al otro día, estuvo toda la mañana trabajando con mi hijo como si nada hubiera hecho y cerca del mediodía le dijo que iba ayudar a buscarla».

Julieta Del Pino fue hallada muerta el domingo, enterrada en el patio trasero de la casa en la que vivía Romero, con su pareja embarazada.

La joven era intensamente buscada desde el viernes a las 23.30 horas, cuando desapareció mientras se trasladaba en bicicleta desde su trabajo hasta su casa. A esa hora, cámaras de seguridad la ubicaban a dos cuadras de su casa, mientras que el celular de la joven perdió la señal cerca de la medianoche.

Si sos víctima de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda, comunicate a la línea nacional y gratuita 144, que funciona todos los días del año, las 24 horas. También podés enviar un mensaje con la palabra «hola» a la línea directa +54 9 11 2771-6463 de Whatsapp a nivel nacional. En Córdoba podés comunicarte al WhatsApp 351 814 1400 o al número 0800 888 9898.