Según la UIA, e sector fabril sumó tres meses consecutivos en caída y en los primeros cinco meses del año acumula una baja de 15,1% interanual.

La actividad industrial cayó en mayo 26,1 por ciento interanual, creció 6,3 por ciento respecto de abril, informó ayer la Unión Industrial Argentina (UIA).

«Por tercer mes consecutivo, en mayo la actividad industrial se vio fuertemente afectada por la crisis desatada a raíz del Covid-19», señaló la entidad a la vez que indicó que «las limitaciones operativas, así como la caída de la demanda interna y externa y las dificultades financieras se reflejaron en una nueva caída del nivel de actividad de la industria».

En este sentido, la UIA precisó que debido a la crisis por el coronavirus, en mayo se perdieron 46 mil puestos industriales.

Respecto a la suba mensual, el informe explica que «el rebote mensual se explica por la comparación con el mes anterior, cuando la cuarentena estricta había afectado a una mayor cantidad de rubros».

Por otra parte, la actividad industrial acumula una baja del 15,1 por ciento en los primeros cincos meses de 2020 respecto de igual período de 2019.