Se trata de Cristina Iglesias y Ada, de 7 años, cuyos cuerpos fueron encontrados enterrados en el fondo de su casa. El novio de la víctima fue detenido.

Personal de bomberos encontró ayer los cuerpos sin vida de Cristina Iglesias, de 40 años, y su hija Ada, de 7 años, enterrados en el fondo de la vivienda en la que vivían en la localidad bonaerense de Monte.

Por el doble crimen fue detenido al novio de la mujer, Abel Romero, de 25 años, luego que la policía lo identificara en un control por incumplimiento de la cuarentena obligatoria en Rafael Calzada.

Al ser indagado por el fiscal Jorge Grieco, Romero incurrió en una serie de contradicciones por lo que el funcionario ordenó a la Policía Científica que volviera a la vivienda de la mujer con perros rastreadores lo que permitió el hallazgo de los cuerpos.

En tanto, las pericias determinaron que la casa de las víctimas había sido recientemente baldeada y que había rastros de sangre en el patio, en una habitación y signos de haber arrastrado un cuerpo.

En tanto, Iglesias presentaba al menos siete puñaladas, mientras que la niña recibió dos heridas de arma blanca y tenía signos de haber sido asfixiada.

Cabe recordar que Cristina y Ada fueron vistas por última vez el miércoles de la semana pasada  en su vivienda de Monte Chingolo.