Representantes de ambos sectores anticiparon que abrirán sus puertas pese a las prohibiciones y advirtieron sobre la crisis que atraviesan debido a las medidas de aislamientos.

Las Cámaras de gimnasios y natatorios de Córdoba anunciaron ayer que no acataran las restricciones dispuestas por el gobierno que les impide su apertura por 14 días, en el marco de las medidas de aislamiento social y obligatorio por el aumento de casos de coronavirus.

A través de un comunicado de prensa, el CGC informó que «no vamos a acompañar, ni adherir a dichas medidas».

En este sentido, explicaron que «desde la apertura a la fecha, los establecimientos en Córdoba solo movilizan un 1,92% de la población, o sea que solo el 0,001% de la población usa el gimnasio en 1hs» y precisaron que la asistencia de usuarios es en un 70 por ciento de cercanía.

«A pesar del crecimiento exponencial de la curva de contagios, los Gimnasios no registraron contagios originados ni propagación del virus dentro de los establecimientos gracias al cumplimiento y la realización del estricto Protocolo», remarca el parte.

Asimismo, la CGC destacó que «como representantes de la industria hemos bregado por el trabajo en conjunto con nuestras Autoridades, siendo las mismas las que han destacado la excelente labor en la Aplicación y Cumplimiento de Protocolos. Hemos sentado las bases para consolidar a nuestro rubro como “esencial».

«Por lo tanto, nuestra postura de no adherir a las medidas se encuentra sustentada y respaldada en información que demuestra que nuestro rubro no aporta a la curva de contagios ni a la circulación de personas», agrega el texto a la vez que cita al gobernador Juan Schiaretti sobre que «la causa mayor de los contagios de Covid-19 son las reuniones sociales y familiares; principalmente clandestinas».

Por su parte, la Cámara de Natatorios de Córdoba confirmaron que no cerrarán pese a las prohibiciones y reprocharon que en los últimos siete meses sólo pudieron abrir 30 días.

«Cada dueño estará en la puerta de cada natatorio abierto defendiendo nuestra fuente laboral, nuestra libertad y dignidad», expresaron.

Cabe recordar que a partir de hoy rigen nuevas restricciones en los departamentos Capital, Punilla, Santa María, Colón, Tercero Arriba y San Martín, a fin de «disminuir la circulación de las personas y disminuir los lugares donde haya aglomeración de personas en espacios cerrados».

Por este motivo, la actividad gastronómica funcionará sólo con modalidades take away o delivery; mientras que quedan suspendidas por 1 días los salones de fiesta y boliche que funcionan como bar o restaurante; escuelas de danza, canto y teatro; natatorios; gimnasios; autocines; centros de formación profesional y academias de oficio presencial; academias de idiomas presencial; cultos, como así tampoco están permitidas las reuniones sociales y familiares.