El presidente visitó una planta de Toyota, donde se retomó la actividad, y destacó que “cada empresa que se reabre en la Argentina es un acto de celebración después de tanto dolor”.

El presidente Alberto Fernández volvió a defender ayer el aislamiento social y obligatorio al afirmar que “no es la cuarentena, es la pandemia la que ha complicado la economía del mundo”.

El mandatario visitó ayer, en el municipio bonaerense de Zárate, la planta automotriz de Toyota que retomó su actividad productiva bajo un estricto protocolo sanitario, en el marco de la pandemia de coronavirus COVID-19.

En ese contexto, el Jefe de Estado destacó que «la cuarentena no es la que hizo el daño, el daño lo hizo la pandemia que ha paralizado la economía del mundo. No es la cuarentena, es la pandemia la que ha complicado la economía del mundo. La cuarentena sirve para que nos cuidemos.»

Asimismo, señaló que “cada empresa que se reabre en la Argentina es un acto de celebración después de tanto dolor y sufrimiento que la pandemia nos ha impuesto”, y precisó: “Gracias a Dios hicimos todo tan responsablemente cada uno de nosotros que, por eso, estamos hoy acá celebrando que el país se está poniendo de pie”.

«Cuando uno ve esto se da cuenta que aquí está lo mejor de ese sentido de la economía que es invertir para dar trabajo, para generar producción nacional, para tener el orgullo de decir que acá están las camionetas que más participación de producción argentina tienen», destacó el Fernández.

Por parte de la compañía, participó el CEO, Daniel Herrero, quien en nombre de Toyota donó seis ambulancias al Estado nacional.

Acompañaron al presidente el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. Concurrió también el intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro.