El ministro de Economía anunció que la propuesta de canje de deuda «incorpora un período de gracia» en el que no se pagará capitales ni intereses hasta 2023 y aclaró que «aún no se ha llegado a un entendimiento con los bonistas».

El presidente Alberto Fernández presentó ayer la propuesta de renegociación de la deuda externa argentina en dólares con jurisdicción extranjera, que incluye tres años sin pagar y una reducción en el desembolso de intereses del 62 por ciento.

El mandatario hizo el anuncio durante una reunión con los gobernadores y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que se desarrolló esta tarde en la Residencia de Olivos.

Nos propusimos que el pago de la deuda no suponga más postergación para la Argentina”, señaló el mandatario, quien estuvo acompañado por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y los ministros de Economía, Martín Guzmán; del Interior, Eduardo de Pedro, y de Salud, Ginés González García.

En este sentido, explicó además que el Gobierno se propuso “ser serio” y “no aprovechar, ni siquiera la coyuntura del coronavirus que ha dado vuelta la economía del mundo, para dilatar la solución de este problema”.

El Presidente indicó que le solicitó al Fondo Monetario Internacional, el cual ya dictaminó anteriormente que “la deuda era insostenible”, que auditara la realidad de la economía argentina.

“Deuda sostenible para nosotros es una deuda que no postergue a la Argentina”, insistió Fernández a la vez que aseguró que la presentación de la propuesta es “un paso muy importante que tiene que ver con cómo queremos construir la Argentina del futuro” y afirmó que “tal vez esta sea la oportunidad para comenzar a construir otro país, un país más justo, más solidario, más igual y realmente más federal”.

Por otra parte, el Jefe de Estado agradeció la presencia a todos los gobernadores, tanto de la oposición como del oficialismo, y les dijo: “Así como estamos todos unidos a la hora de enfrentar la pandemia, estamos unidos a la hora de resolver el problema de la deuda”.

El ministro Guzmán fue el responsable de presentar los detalles de la propuesta Argentina y señaló que el objetivo es “cambiar la estructura de bonos de deuda por otra que implique un período de gracia de tres años”.

Argentina no pagaría nada durante 2020, 2021 y 2022 y empezaría a pagar recién en 2023 un cupón promedio, una tasa de interés de 0,5 por ciento, y esa tasa iría creciendo pero hasta niveles que son sostenibles”, detalló.

El funcionario indicó que “el interés promedio que Argentina pagaría bajo esta propuesta es de 2,33 por ciento”, y que “la propuesta entonces conlleva una mayor reducción de intereses que de capital”.

El titular de la cartera económica detalló que se dará “una reducción de capital de 3600 millones de dólares, que equivale a una quita del 5,4 por ciento sobre el stock adeudado y una reducción de pago de intereses de 37.900 millones de dólares que equivale a una quita del 62 por ciento”.

Además, informó que se continuará trabajando con “el FMI de forma constructiva, como viene ocurriendo, para tener un nuevo programa que implique que la Argentina no tenga que hacer ningún desembolso de pago de capital adeudado al Fondo en los próximos tres años”.

“Es importante que nosotros como sociedad tomemos el compromiso de estar unidos sobre esta oferta, porque esto es algo que es prácticamente fundacional para la recuperación y para sentar condiciones para un desarrollo sano para toda la república Argentina”, enfatizó.

Asistieron al encuentro de forma presencial el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos, Horacio Rodríguez Larreta; y los gobernadores de Catamarca, Raúl Jalil; de Chaco, Jorge Capitanich;  de Chubut, Mariano Arcioni; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Jujuy, Gerardo Morales; de Misiones, Oscar Herrera Ahuad; de Río Negro, Arabela Carreras; de Salta, Gustavo Sáenz; de San Juan, Sergio Uñac; de Santa Fe, Omar Perotti; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tucumán, Juan Manzur; de La Rioja, Ricardo Quintela, y de Mendoza, Rodolfo Suárez; y los vicegobernadores de Córdoba, Manuel Calvo, y de Santa Cruz, Eugenio Quiroga.

Por otro lado, participaron mediante videoconferencia los gobernadores de las provincias de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, de Formosa, Gildo Insfrán, y de San Luis, Alberto Rodríquez Saá.

También formaron parte de la reunión el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, y los secretarios general de la Presidencia, Julio Vitobello, y de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz.