Será hasta el 4 de agosto, con el fin de contener el brote registrado en la ciudad y la ampliar la investigación epidemiológica.

A raíz de los casos positivos de coronavirus detectados en la ciudad de General Roca, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) Central informó que se suspendieron las aperturas otorgadas en dicha localidad hasta el martes 4 de agosto, plazo durante el cual el Ministerio de Salud provincial realizará las correspondientes evaluaciones epidemiológicas.

Cabe recordar que el cordón estricto implica que las personas que allí residan deberán permanecer en sus viviendas y no podrán concurrir a sus lugares de trabajo. Solo se permitirá la salida de un integrante por grupo familiar para realizar compras de 8 a 16, y se limitará el tránsito en el sector. Esto equivale a la fase 1 del aislamiento social preventivo y obligatorio.

En concreto, se dejó sin efecto la reapertura de bares y restaurantes, templos religiosos, peluquerías, mudanzas y profesiones independientes no vinculadas a la medicina. También quedaron vedadas las reuniones familiares, las salidas recreativas y los deportes. Además, se reforzarán los controles en los accesos a la ciudad y la circulación.

La disposición no alcanza a las actividades esenciales e industriales en la ciudad, que continuarán con los protocolos vigentes y el asesoramiento por parte de las entidades calificadas.