Se trata de Diego Molina, cuya imagen con el cadáver se viralizó en las redes sociales causando un repudio masivo.

La funeraria Pinier despidió ayer a uno de sus empleados luego de que se viralizara en las redes sociales una fotografía que el hombre se tomó junto al cuerpo de Diego Armando Maradona.

Se trata de Diego Molina, quien estuvo a cargo de preparar el cuerpo del fallecido futbolista.

Tras difundirse la imagen, el abogado de Maradona, Matías Morla, repudió el hecho y aseguró que no iba a descansar hasta que el sujeto «pague».

A raíz de la polémica generada por la difusión de la imagen, el dueño de la casa de sepelios, Matías Picón, aclaró que Molina “no es empleado de acá, es un tercerizado que solo nos ayudó a cargar el cajón porque pesa mucho. La familia eligió un cajón de cedro que es muy difícil de transportar y por eso lo convocamos, sólo para llevar el cajón”, dijo en dialogo con TN.

«A Diego Molina lo conocíamos, ya habíamos trabajado con él… Trabajaba bien, nunca hizo nada, una persona súper educada, atenta, pero se mandó un cagadón terrible. No entiendo qué le pasó», explicó Picón, y aseguró que «ahora no da la cara, no atiende el teléfono«.

También se filtró otra imagen similar pero con otros dos empleados.

Al respecto, Picón dijo: «A los tres empleados tercerizados que llamamos y aparecen en las imágenes les sacamos los celulares en la morgue. Se los devolvimos cuando se había terminado todo el trabajo y en ese momento, que fue cuando la policía me llamó para organizar el traslado, fue cuando hicieron eso”.

«Nosotros no sabemos la que se nos puede venir, si tenemos que llamar a un abogado, si nos van a demandar o a hacer juicio, no lo sabemos. Estamos destruidos, destrozados, no paramos de llorar. Esto es terrible”, se lamentó.