El jefe de departamento del Sistema Provincial de Sangre de la Provincia reiteró que “el único tratamiento eficaz es la donación de plasma”.

El jefe de departamento del Sistema Provincial de Sangre, Gustavo Visintín, afirmó ayer que “el único tratamiento eficaz (para tratar a pacientes con coronavirus) es la donación de plasma” y precisó que el 80 por ciento de los enfermos sometidos a este tratamiento se recuperaron.

En el marco de una visita al Hospital San Antonio de Padua de Río Cuarto, lugar que, junto al Centro de Plasmaféresis Covid-19 de la Provincia, son los únicos habilitados por el Gobierno para realizar la extracción de plasma, el funcionario resaltó que “la importancia del procedimiento es por el beneficio clínico que tienen los pacientes, el cual, está siendo bastante fructífero en Córdoba.

Se están recuperando más del 80% de quienes son tratados con plasma. Al tener anticuerpos neutralizantes, disminuyen la viremia, el paciente acorta su periodo de estadía en el hospital, ya sea en terapia intensiva, en la sala, o a veces evita pasar a la terapia”, explicó.

En este sentido, e especialista afirmó que “la decisión del Gobierno de Córdoba es entregarles plasma a todos los pacientes que así lo requieran, sin ningún tipo de discriminación. Quiero destacar que esto no tiene costo alguno, la Provincia los asume, ya sea de análisis, de material descartable, de máquinas, y de personal”.

Visintín puntualizó que “una vez que el paciente concurre a los lugares habilitados para donar, se le toma una muestra con el fin de analizar si ha generado anticuerpos, y otra muestra para la serología común. Luego, la misma es estudiada para ver si el donante es apto o no”.  

El funcionario precisó que actualmente “se están enviando entre 20 y 30 plasma por día. Apuntamos a que esta cifra aumente, ya que, al no haber vacuna, o medicamento farmacológico, ni nada que prevenga este virus o lo cure, la donación de plasma es el único tratamiento eficaz”.

Cabe recordar que para ser donante de plasma, deben haber transcurrido de 14 a 20 días, después de que el paciente haya recibido su alta definitiva.

El paciente debe tener entre 18 y 65 años de edad, contar con buena salud, y no haber tenido enfermedades crónicas, y no padecer enfermedades que se transmitan por sangre.

En tanto, no pueden ser donantes aquellas mujeres que hayan tenido gestaciones previas. Si pueden hacerlo para la Planta de Hemoderivados, para la instancia farmaceútica.