La interventora de la AFI acusó al ex presidente y ex funcionarios de haber contratado de forma directa de dos empresas para remodelar un piso del organismo por 706.616 dólares, entre otras irregularidades.

La interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, denunció al expresidente Mauricio Macri y a los titulares del organismo, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, por presuntas irregularidades en compras y contrataciones con empresas constructoras.

Según denuncia, que recayó sobre el juez Julián Ercolini, acusa al líder del Pro a los ex responsables de la AFI y a los exfuncionarios del organismo Juan José Gallea y Javier Peire por supuesta administración fraudulenta, defraudación, abuso de autoridad y negociaciones incompatibles con la función pública.

En la presentación, Caamaño advierte que los acusados se habrían apartado «de los principios de transparencia, legalidad, razonabilidad, concurrencia y responsabilidad de los funcionarios intervinientes».

Uno de los hechos denunciados es la contratación directa entre agosto y octubre de 2016 de dos empresas para remodelar el quinto piso de la sede central de la AFI, la oficina donde funciona su Dirección General, por un  monto de 10.599.239 pesos, que al cambio de ese momento equivalieron a 706.616 dólares.

«Gran parte de los materiales que figuran en el pliego y que fueron abonados con fondos públicos no coinciden con los que actualmente se encuentran en el edificio», detalló el organismo a través de un comunicado de prensa.

Además, se denunció la contratación directa de una firma para la provisión e instalación de un mástil en noviembre de 2016, por 106.855,10 dólares; y la presunta contratación directa de obras de pintura y reparaciones en otro edificio por 277.586 pesos, entre otros.

Por este motivo, la AFI solicitó que se pida informes a las empresas que participaron de las obras cuestionadas: NH Construcciones, Emprendimientos Anchorena, Tecnel Electrónica y Mega Soluciones.