El juez federal concluyó que el ex policía de Drogas Peligrosas “provocó voluntariamente su propia muerte”, sin participación de terceros.

El juez federal Nº1 de Córdoba, Ricardo Bustos Fierro, resolvió ayer archivar la causa por la muerte del policía Juan Alós, ocurrida el 7 de diciembre de 2013, quien estaba vinculado con el denominado «narcoescándalo».

En su fallo, el magistrado concluyó que el entonces oficial de la división Drogas Peligrosas “provocó voluntariamente su propia muerte, sin haber sido instigado a realizarlo ni haber recibido ayuda alguna de terceros”.

Cabe recordar que Alós fue encontrado muerto el 7 de diciembre de 2013 en el kilómetro 4 de la ruta S-271, cerca de la localidad de Falda del Carmen, dentro de un automóvil Renault Clio y con una pistola en su mano derecha.

Paralelamente, saltó el denominado “Narcoescándalo”, una investigación que vinculaba a policías con el tráfico de drogas en la Provincia, caso por el cual fue condenado el ex jefe de Drogas Peligrosas, Rafael Sosa, y que derivó en la remoción de la cúpula de seguridad del Gobierno de José Manuel de la Sota.

En un primer momento, la pesquisa por la muerte de Alós estuvo a cargo del fiscal de Alta Gracia, Emilio Drazile, quien consideró que se trató de un suicidio. Sin embargo, el expediente quedó a cargo del fiscal federal Enrique Senestrari, quien defendió la hipótesis del homicidio enmarcándola en el Narcoescándalo.