Hay un frente activo que avanza hacia Ojo de Agua y La Tramontana. Otro foco que se ubicaba entre Ongamira y cerro Colchiqui está contenido.

Personal de bomberos siguen trabajando en uno de los flancos del incendio que se desarrolla en jurisdicción de Capilla del Monte y que avanza de este a oeste, en dirección a Ojo de Agua y La Tramontana. Se trata de un sector de pastizal alto y de difícil acceso, con quebradas y cañadas.

Ante esta situación se dispuso el desplazamiento de personal de otros siete cuarteles, con autobombas y camiones cisternas, previendo que el foco eventualmente se complique en horas de la noche o de madrugada, pues se dirige a un área donde podría haber algunas viviendas.

Mientras tanto, en otro de los puntos siniestrados, entre Ongamira y cerro Colchiqui, la cola del incendio fue controlada.

En toda esa región ayer trabajaron efectivos de nueve cuarteles, con el apoyo de 14 brigadistas del Sistema Federal de Manejo del Fuego y de cinco aviones hidrantes que operaron desde el pista de La Cumbre y desde el dique de Cruz del Eje, y que al caer la tarde debieron retornar a sus bases por falta de visibilidad.

En tanto, para hoy está planificado que  las aeronaves puedan retomar la asistencia a los bomberos que permanecen en el terreno.

Si bien la lluvia de ayer fue abundante en la ciudad de Capilla del Monte y algunas localidades vecinas, en el sitio en donde se reinició el fuego solo precipitó una tenue llovizna.