Se trata de Florencia Aranguren, cuyo cuerpo fue hallado en un sendero de la playa José Gonçalves. Hay un detenido con antecedentes penales.

Una mujer argentina de 31 años fue hallada asesinada ayer, de al menos una puñalada, en la localidad balnearia Buzios, Río de Janeiro, y por el crimen fue detenido un sospechoso con antecedentes penales.

La víctima fue identificada como Florencia Aranguren, de 31 años, cuyo cuerpo fue hallado en la madrugada de ayer, en un sendero de la playa José Gonçalves, de esa ciudad brasilera.

Según imágenes capturadas por una cámara de seguridad, a las 7.05 la joven caminaba por la vereda de una cinta asfáltica sin tránsito vehicular, llevando a su perro de la correa y con una mochila oscura sobre sus hombros, hasta que llegó a una curva que gira hacia la derecha y se perdió de vista detrás de la vegetación.

Según trascendió, fue un vecino que caminaba por el lugar quien encontró el cuerpo y dio aviso a la policía. Junto al cuerpo de Florencia estaba su perro, que tenía manchas de sangre.

Por el hecho fue detenido un sospechoso en un domicilio cercano al lugar del crimen, quien tiene antecedentes por robo y lesiones corporales. Fuentes policiales revelaron que el acusado se había bañado, aunque se encontró en su poder ropa interior con manchas de sangre. Además, el sospechoso tenía marcas en su cuerpo.