El Ministerio de Economía informó que recibió las tres propuestas de canje de deuda, cuyas características e implicancias para el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública, serán analizadas por el Gobierno.

La Argentina recibió ayer tres contraofertas por parte de sus acreedores a la propuesta de canje de deuda realizada por el Gobierno el 22 de abril pasado, informó anoche el Ministro de Economía.

A través de un comunicado de prensa, la cartera que conduce Martín Guzmán precisó que «el ministro, junto a su equipo y los asesores financieros de la República, están analizando las características de estas propuestas y sus implicancias para el objetivo de restaurar la sostenibilidad de la deuda pública».

«La República Argentina recibió en el día de la fecha tres contraofertas por parte de sus acreedores a la oferta de canje de deuda realizada el día 22 de abril del corriente año», reza el parte sin revelar qué grupo de tenedores acercó su propuesta ni los detalles de las mismas.

El texto  destaca que «el gobierno argentino y los acreedores de la República continúan el diálogo constructivo en pos de alcanzar un acuerdo sostenible en el proceso de la reestructuración de la deuda pública externa».

Cabe recordar que la Argentina propone canjear US$ 66.238 en bonos emitidos bajo legislación extranjera por otros títulos con vencimiento a 20 años. Además, no pagar ni capitales ni intereses hasta el 2023, y ese año abonar una tasa del 0,5%, que iría creciendo “hasta niveles sostenibles”, dijo Guzmán al presentar la oferta.

La oferta incluye una fuerte quita del 62 por ciento en los intereses y una del 5,4 por ciento para el capital.

En tanto, el 22 de mayo vence el segundo plazo que el Gobierno otorgó a los bonistas para que acepten una oferta de reestructuración de la deuda externa. La fecha coincide con el día en que Argentina podría caer en default ya que vencen los 30 días del período de gracia para el pago de US$ 503 millones de cupones de tres bonos Global.