Lo anunció el director general de Russian Direct Investment Fund. La elaboración local de la Sputnik V, permite una reducción de costos y facilita el acceso.

El gobierno de Rusia anunció que Argentina podrá producir la vacuna Sputnik V contra el coronavirus, lo que permitirá reducir costos y aumentar el acceso a la vacuna.

El ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, informó que «dado que está finalizando sus ensayos clínicos con resultados positivos y que ya comenzamos a producirla en masa, actualmente la Sputnik V es una de las vacunas que lidera la lista de desarrollos que tiene la Organización Mundial de la Salud».

Según explicó en la exposición ante Naciones Unidas el ministro Mikhail Murashko, «los ensayos clínicos, que involucraron a más de 45 mil personas, se realizaron con éxito en Rusia, Bielorrusia, India, Venezuela y en los Emiratos Árabes. Por eso, acá iniciamos las campañas de vacunación y, ya más de 100 mil ciudadanos rusos que pertenecían a grupos de riesgo, fueron vacunados».

Por su parte, el director general de Russian Direct Investment Fund (RDIF), Kirill Dmitriev, explicó que el objetivo de Rusia es «generar un espíritu de asociación y trabajo en conjunto, así que países como India, China, Corea, Brasil y Argentina, entre otros, podrán producir la vacuna en sus territorios».

Al respecto, el funcionario ratificó la eficacia de Sputnik V es de 91,4 por ciento, y que es la más barata de las presentadas hasta ahora, con un costo de menos de 10 dólares las dos dosis.

Asimismo, confirmó que la vacuna necesita conservarse entre los 2 y 8 grados.

Por otra parte, Dmitriev explicó que la Sputnik V comienza a hacer efecto a los 7 días de la segunda dosis y 28 días después de la primera pero que el porcentaje de 91,4 por ciento podría llegar al 95 por ciento luego de 42 días.

También recordó que la vacuna rusa se basa en un adenovirus, el mismo utilizado desde 1953 para combatir el ébola, que más de 40 países que «representan el 40 por ciento de la población mundial expresaron interés» en la Sputnik V y que 1.200 millones de dosis ya fueron producidas.

Finalmente, explicó que «todas las vacunas los tienen efectos adversos, dado que no hay una que sea 100 por ciento segura. En el caso de la Sputnik V estos efectos son estándar, es decir, implican dolor en la zona de aplicación, dolor de cabeza y fiebre».