El Presidente visitó Entre Ríos, donde dijo que la Argentina «tiene que hacer un ejercicio, como sociedad, para entender que tenemos que fortalecer nuestra moneda, cuidar nuestro peso, y dejar los dólares para la producción».

El presidente Alberto Fernández pidió ayer a los argentinos «acostumbrarse a ahorrar en pesos», en medio de las complicaciones en materia cambiaria que viene soportando la economía.

Dijo que la Argentina «tiene que hacer un ejercicio, como sociedad, para entender que tenemos que fortalecer nuestra moneda, cuidar nuestro peso, tenemos que acostumbrarnos a ahorrar en pesos y dejar los dólares para la producción», durante una conferencia de prensa en Entre Ríos, tras firmar acuerdos y recorrer obras en esa provincia.

El Gobierno insiste así en la necesidad de fortalecer un mercado monetario en pesos, para bajar el alto nivel de dolarización en el país.

En el mismo sentido, la ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, cuestionó que en la Argentina el precio de los terrenos y las propiedades se coticen en dólares.

Y como lo hizo el Presidente, pidió buscar una forma de ahorro que no afecte a las reservas del país. «No hay ninguna explicación para que el metro cuadrado de las viviendas esté cotizado en dólares«, dijo Bielsa.

Recordó que se trata de «insumos locales, mano de obra local y aplica perfectamente al vínculo de una necesidad». «Hay que pensar en otro ahorro que no sea a través del dólar», dijo la funcionaria.

Reconoció que el Gobierno debe «generar la confianza que nos permita desdolarizar la vivienda. Hay que pensar en una moneda dura que nos permita pensar en el ahorro en pesos y que sea confiable».

Por otra parte, el jefe de Estado afirmó que «si muchos se dieran cuenta que este virus, que ha enfermado a millones de personas y ha matado a millones de personas, no tiene ideología y que nos ataca a todos por igual, tendríamos mejores formas de combatirlo y sobrellevar este tiempo».

Fernández afirmó que la Argentina es «una sola», al destacar que no hay un país «central o periférico», y pidió a «dejar de lado los debates estériles y las disputas» porque «hay una sociedad que no tiene tiempo y que necesita».

«El Gobierno nacional debe atender a todos. Sé también que con los años no construimos un país que haya tenido en cuenta esto. Se centralizó toda la riqueza en la zona cercana al puerto», manifestó.

En esa línea, el jefe de Estado precisó: «Cuando hablo de esa ciudad opulenta no le echo la culpa a nadie. Tenemos que pensar si esa es una Argentina justa o si le sirve a unos pocos que vivimos en la Ciudad. Quiero vivir en la hermosa ciudad que vivo sin sentir vergüenza cuando veo en el interior la inequidad que hay«.

Al referirse a la coparticipación, el Presidente destacó: «Cada provincia tiene una cuota y la Nación se queda hoy con la mitad de lo que recauda en concepto de impuestos coparticipables. Esa mitad tiene que estar destinada al desarrollo de todo el país porque la Nación es el país. La Nación no es la provincia 25».

En otro tramo del discurso que realizó tras firmar acuerdos y recorrer obras en Entre Ríos, Fernández resaltó: «Si se entendiera con franqueza y sin querer revisar el pasado ni cargar culpas que uno recibió un país en terapia intensiva, y que en terapia intensiva encima le entró el virus, todo sería más comprensible».

Por último, el jefe de Estado aseguró que «somos la única generación que entendió que la solidaridad es la regla, no puede ser la excepción; que cuando se dice la Patria es el otro, es entender que el otro está padeciendo y tenemos que ir y tenderle la mano«.

«Pongámonos a hacer rápido lo que hay que hacer porque hay una sociedad que no tiene tiempo y que necesita, porque 4 de cada 10 argentinos está sumido en el pozo de la pobreza. Dejemos las disputas que nos plantean y pongámonos a trabajar en lo importante, que es hacer feliz a los argentinos», concluyó.

“Estoy convencido que la Argentina es un país, dividido en 24 distritos, pero hay una sola Argentina y lo que el Gobierno debe hacer es atender a todos los argentinos”, dijo, y recordó que la producción nacional se concentró en torno al puerto de Buenos Aires. “Pero la riqueza fue construida por todos”, enfatizó, y aseguró que “la coparticipación debe estar destina al desarrollo de todo el país”.

(Fuente: Ámbito)