En un acto que encabezó con Cristina y Kicillof, el presidente reafirmó la inquebrantable unidad de los distintos sectores que integran el Gobierno.

El presidente Alberto Fernández, durante un acto que encabezó junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, subrayó que, después de un año de gestión, el Frente de Todos «sigue unido como siempre» y con el rédito de «cumplir promesas y compromisos» asumidos en campaña.

El jefe del Estado hizo un repaso de la gestión para hacer frente a la pandemia de coronavirus y señaló que el Gobierno trabajó contra reloj y poniendo todos sus esfuerzos para lograr que «ningún argentino se quedara sin atención médica».

Durante su mensaje en el Estadio Unico de La Plata, Fernández sostuvo que la pandemia sorprendió al país cuando estaba «terapia intensiva».

Mencionó los «hospitales modulares» que se levantaron, los respiradores que se compraron y los hospitales que la anterior gestión macrista había dejado sin terminar y que su Gobierno completó para que «nadie se quede sin atención».

“Cada vida es una herida para los argentinos. Pero las cosas que hicimos en estos meses nos permitieron salvar vidas humanas y afianzar un compromiso ético con la vida”, subrayó.

En cuanto a la vacunación, remarcó el trabajo que realiza el Gobierno para que todos los argentinos y argentinas reciban la vacuna y dijo que, si bien el acuerdo más avanzado es con Rusia por la Sputnik V, siguen las conversaciones con otros laboratorios.

En ese marco, cuestionó a quienes intentan generar dudas respecto a las acciones que se realizan para tener lo antes posible las vacunas y se dirigió especialmente a Alfredo Cornejo, el presidente de la Unión Cívica Radical que intentó sembrar sospechas en las negociaciones.

«La corrupción fue dejar miles de vacunas en los galpones de la Aduana. Cornejo, venga que le rindo cuentas las veces que usted quiera, porque nosotros no le robamos a la gente. Venga todas las veces que usted quiera”, replicó.

En cuanto a lo que se avanzó aún en contexto de pandemia, el jefe de Estado dijo: «En medio de la crisis, fuimos cumpliendo promesas y compromisos», entre las que mencionó las de defender los ingresos de los jubilados, ampliar los derechos de las mujeres y mantener las redes de solidaridad con los más vulnerables.

En ese marco, con la vista en la vicepresidenta, afirmó: «El 10 de diciembre del año pasado, mientras mirábamos la Plaza de Mayo, me dijo ‘no le preste atención a lo que escriben los diarios, mire a los ojos del pueblo y háblele al corazón`. Hice eso. Fue el mejor consejo».

(Fuente: Telam)